Etiquetas

miércoles, 1 de febrero de 2017

CHINA. OPORTUNIDADES DE INVERSIÓN Y COOPERACIÓN 2017.


REALIZADO POR JULIA CARRICAJO DE CASO


ICEX España Exportación e Inversiones, a través de la Oficina Económica y Comercial de España en Cantón, organiza un  foro, con el objetivo de facilitar a las empresas españolas la identificación de oportunidades de inversión y cooperación empresarial, así como de potenciales socios en China.




El Foro  tendrá lugar los días 8-10 de mayo de 2017 en dicha ciudad.

Esta actividad es susceptible de ser cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).


FECHA LÍMITE INSCRIPCIÓN LUNES 6 DE FEBRERO.
Dpto. de Promoción de Inversiones - ICEX Paseo de la Castellana, 278 - 28046 Madrid Tel.: 91 349 18 05 / 62 11 / 62 05 

ICEX ha marcado unos sectores prioritarios, no excluyentes, en las áreas de :
  • Ciudades sostenibles (smart cities); 
  • Componentes de automoción; 
  • Medio Ambiente (tratamiento de aguas y gestión de residuos); 
  • Sector Sanitario (servicios de consultoría, farmaquímica, biotecnología).
Datos de valoración de ICEX sobre la economía china.

En la actualidad, China es la segunda economía del mundo por detrás de EE.UU. y las previsiones más recientes del Fondo Monetario Internacional (FMI) señalan que en 2017 la economía china podría superar a la estadounidense en paridad de poder adquisitivo.

China ha acelerado su proceso de apertura e integración en la comunidad internacional. En este sentido, China es miembro del G-7, del G-20 y, desde 2001, de la Organización Mundial del Comercio (OMC). El sistema financiero es estable y solvente, y recientemente el Remimbí ha sido incluido en la cesta de divisas de referencia para calcular el valor de los Derechos Especiales de Giro (DEGs).

China representa más de dos tercios del PIB de Asia, siendo su ritmo medio de crecimiento en los últimos años del 8,3%, superior a la media de crecimiento de la región Asia-Pacífico, y muy por encima del  crecimiento medio de la OCDE. En la actualidad experimenta un proceso de transición hacia un nuevo modelo, más favorable para el desarrollo equilibrado y sostenible del país, que se basará en el consumo y la inversión interna, y en la producción de bienes de alto valor añadido.


China representa un mercado potencial enorme de más de 1.300 millones de consumidores. En el año 2015, la renta per cápita se situó en 7.325 euros anuales, lo que supone un aumento del 81% desde 2010. Además, gracias a su localización central en la costa este de Asia, ubicarse en una de las grandes ciudades de China (Pekín, Shanghái, Cantón o Shenzhen) permite la posibilidad de abarcar mercados cercanos como Corea del Sur, Japón, Taiwán, Hong Kong o el Sudeste Asiático.

                    

El régimen de inversiones extranjeras fue objeto de revisión a finales de 2015 para hacerlo más flexible y dotarlo de mayor seguridad jurídica. La inversión extranjera directa acumulada supera los 2,1 billones de dólares. La mayor parte de la inversión proviene de países de la región Asia-Pacífico y sigue concentrada en el sector manufacturas. En 2015, el número de nuevas empresas de inversión extranjera ascendió a 26.575, un 11,8% más que en 2014. De entre ellas, un 24% se establecieron como joint ventures junto a socios locales y un 76% como FIEs (Empresas de Capital Extranjero).


 Entre los países europeos Alemania es el primer inversor (1.560 millones de dólares), seguido por Francia (1.222 millones de dólares) y Reino Unido (1.080 millones de dólares). La inversión extranjera se dirigió, principalmente, a los sectores de manufacturas (30,6%), inmobiliario (22,4%), servicios comerciales y de arrendamiento (9,3%), y comercio mayorista y minorista (7,7%).

La irrupción de China como uno de los principales emisores de inversión directa global es un fenómeno reciente, paralelo a la acumulación de superávit externos registrados a partir de 2004. La inversión en el exterior de China ha pasado de representar el 0,45% de los flujos de inversión mundial emitida en 2004 hasta casi el 10% en 2015. Ese año, China se convirtió en el tercer país inversor absoluto por detrás únicamente de EE.UU. y Japón. 

Según los datos del “World Investment Report 2016” de la UNCTAD, el stock de inversión china en el exterior en 2015 ascendía a 1 trillón de dólares, equivalente al 9,2% del PIB chino. 

En los tres últimos años la inversión china en el exterior ha superado los 100.000 millones de dólares anuales, convirtiéndose en 2015 por primera vez en exportador neto de capitales. En 2013, la inversión directa china en el exterior alcanzó los 107.843 millones de dólares, con un crecimiento del 16,8% interanual, en 2014 llegó hasta 123.119 millones de dólares, con un aumento del 14% interanual, y en 2015 ascendió hasta los 127.560 millones de dólares, lo que supone un crecimiento del 17% interanual.

El objetivo básico de la IDE china es fortalecer la competitividad y sostenibilidad de la producción doméstica en China. En países OCDE, China aplica un patrón de inversión que busca integrarse en los sectores avanzados para adquirir activos (marcas, tecnología y capacidad de gestión) que le permitan defender su posición en el mercado doméstico chino. 


Las exportaciones España – China han mejorado notablemente en los últimos años, reduciendo el déficit comercial. En cuanto a la inversión bilateral entre España y China, China ocupó el puesto 14 en el ranking de países como destino de la inversión española con 5.981 millones de euros de stock en 2015.

El Gobierno tiene ambiciosos planes de inversión pública en grandes proyectos en la provincia de Guangdong (Cantón), a realizar hasta el 2020, por un importe de 830.000 millones de euros. 

Los sectores más favorecidos son: transporte, innovación, modernización de los servicios públicos (educación y sanidad), industria avanzada e inteligente, desarrollo de energía, economía marina, desarrollo de recursos hídricos, modernización agrícola, seguridad alimentaria, urbanismo, medio ambiente y economía de bajo carbono.

Se prevén inversiones en la red ferroviaria, la red de carreteras y la expansión de los aeropuertos de Cantón, Shenzhen, Zhuhai y Shaoguan.

Cantón, capital de la provincia de Guangdong, es el centro político, económico, científico y cultural del sur de China. Considerada una de las mejores ciudades para hacer negocios en la China continental, alcanzó un crecimiento del PIB del 8,5% en el 2015, por encima de la tasa de crecimiento nacional (6,9%) y provincial (8%). Posee una renta per cápita similar a la europea, con expectativas de crecimiento superiores al resto de país, sobre la base de una demanda creciente.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.