Etiquetas

lunes, 30 de enero de 2017

RCEP: EL ACUERDO DE LIBRE COMERCIO QUE LIDERA CHINA EN RESPUESTA AL TPP.


Asociación Económica Integral Regional (RCEP, siglas en Ingles) lleva ya diez rondas de negociaciones.


Cubrirá un mercado de 3.400 millones de personas y estará compuesto por los diez países que integran la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), es decir Malasia, Indonesia, Brunei, Vietnam, Camboya, Laos, Myanmar, Singapur, Tailandia y Filipinas, además de seis países con los que la ASEAN mantiene tratados de libre comercio: Australia, China, India, Japón, Corea del Sur y Nueva Zelanda.



REALIZADO POR JULIA CARRICAJO DE CASO



China, India y Japón estarán en una zona comercial única, junto a otros 12 países.


Los diez miembros de la Asean lideran oficialmente las conversaciones de la RCEP, lo que significa que la Asean discute en primer lugar sus posturas políticas. Posteriormente, los demás países –Australia, Corea del Sur, China Japón, India y Nueva Zelanda– pueden sostener reuniones para determinar una postura común. Finalmente, las 16 partes se reúnen para tomar una decisión común. Este proceso puede repetirse para cada capítulo en discusión.




                           


El próximo 15-19 de febrero de 2017, se tiene previsto una nueva reunión.

Hay algunos países RCEP que no tienen acuerdos de libre comercio entre ellos, por ejemplo, China y la India y China y Japón, por lo que se liberalizan por primera vez a través de la RCEP. 

El acuerdo comercial, tiene como objetivo reducir a 0 los aranceles en el 65% del comercio de bienes, en un plazo de 10 años se ampliara a otro 20% de comercio de bienes. Un 15% de bienes se pospone para el futuro, por ser considerados bienes sensibles para cada país.

Como en el resto de los tratados de Libre Comercio, las negociaciones se realizan a puerta cerrada y las filtraciones son escasas e insuficientes para valorar resultados.

En el capítulo de bienes, en el RCEP filtrado parece que se prohibirán los impuestos a las exportaciones entre países RCEP, impuestos a la exportación de materias primas como el aceite crudo de palma, madera, minerales,etc y que son utilizados por varios países RCEP para fomentar la elaboración de valor añadido. (En el TPP, Malasia y Vietnam se dieron excepciones a la prohibición de impuestos a la exportación de los productos mencionados. Ninguna de estas excepciones se han propuesto en el RCEP).


              



Además este acuerdo comercial no abordara ni la liberalización del sector servicios,ni las empresas públicas ( ambos temas recogidos en el TTP). El sector electrónico liberalizara el comercio en la zona, pero la comisión de trabajo tiene el mandato de  conceder disposiciones especiales para los países menos desarrollados de la ASEAN. En  el sector agrícola, además de la reducción de aranceles, hay una obligación de adherirse a la Unión  Internacional de las obtenciones vegetales (UPOV), lo que condicionara el uso e intercambio de semillas.




Se propone en el acuerdo la codificación del conocimiento tradicional en la agricultura para patentar estos procedimientos, algo no deseado por los agricultores que temen que estos pasen a manos de las empresas que los utilicen con fines comerciales en detrimento de las poblaciones indígenas y las comunidades agrícolas.

En cuanto a las  normas de protección de propiedad intelectual, estas  se extienden, en algunos casos  mucho más allá de lo establecido por el 'Acuerdo sobre Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio' (ADPIC/TRIPS).






Existe una creciente percepción de que el establecimiento de normas internacionales, por lo menos en la propiedad intelectual, se aleja cada vez más de los regímenes multilaterales tradicionales, como los ADPIC, y entrar en el espacio de los tratados del estilo de los tratados de  inversión o tratados de libre comercio.

India ha dicho que sólo aceptaría disposiciones compatibles con los ADPIC

El RECP abrirá aspectos como  la propiedad intelectual referida al coste de los medicamentos, derivados de una extensión en el periodo de la patente, exclusividad de datos, barreras en la entrada...

A la vista de lo que se conoce de los avances del acuerdo, es  en la propiedad intelectual donde hay una especial preocupación por el monopolio de las empresas farmacéuticas y el retraso o bloqueo de los genéricos, no hay que olvidar que millones de personas dependen de la competencia de  genéricos en la India, que es la cuarta potencia farmacéutica mundial, y la primera en fármacos 'sin patente'.



Sería inadmisible que las disposiciones propuestas fueran mucho más allá de los requisitos internacionales de la Organización Mundial del Comercio para la propiedad intelectual y sirvieran para extender los plazos de patentes de las corporaciones farmacéuticas y para la introducción de monopolios de mercado adicionales basados ​​en la exclusividad de datos.


En cuanto a las inversiones, cada país deberá proponer cuáles son los sectores que buscará liberalizar durante las próximas reuniones del grupo. Sin embargo, China, ya tiene abierto un amplio plan de inversiones en infraestructuras, poniendo en marcha 'la ruta de la seda' y el Banco Asiático de Desarrollo e Infraestructuras, creado específicamente como soporte financiero de este proyecto (ver en este blog: ''El mega proyecto de China: La nueva ruta de la seda''. 4 de diciembre de 2016)

La redacción de las disposiciones de resolución de diferencias entre empresas y Estado (ISDS) no tiene el consenso de los países, en particular de la India que está cuestionando estos procedimientos en los tratados bilaterales, al ser mal utilizadas contra los gobiernos.

En definitiva, la India tiene unas exigencias muy altas en propiedad intelectual  y en economía digital, la extensión de vigencia de las patentes /Evergreening  o la exclusividad de datos en la aprobación de comercialización de los productos farmacéuticos. Japón exige la concesión de las patentes de software; la  prohibición general de la retransmisión de contenidos en internet sin la autorización del titular o titulares del derecho también se está discutiendo.

Los detractores del RCEP denuncian que los puntos hasta ahora filtrados  no son una propuesta alternativa, en especial en los temas más espinosos del TPP, tales como los derechos de autor, patentes y protección de los inversores.

 Elementos a tener en cuenta.

  • Los países que están negociando el RCEP tienen una enorme disparidad de ingresos per cápita: desde los US$67,468 de Australia hasta los US$1,000 de Camboya. En ese sentido, es complicado negociar soluciones que beneficien a todos por igual.
  • No se prevé espacios relativos a normas laborales y medioambientales, la India ya ha avanzado que  se opondrá también a cualquier inclusión de normas laborales y medioambientales foráneas (occidentales), así como de cláusulas sobre empresas estatales.
  • Es importante asegurarse que las disposiciones no impidan el acceso a medicamentos asequibles para los millones de personas en los países RCEP y producidos actualmente en estos países. En Europa, en los EEUU  y  en las multinacionales farmacéuticas están deseosos de limitar el sector farmacéutico en la India, algo a lo que este país no quiere renunciar, de ahí su cuidado en todo lo referido a propiedad intelectual en el acuerdo RCEP. Las multinacionales farmacéuticas han desarrollado en los últimos años estrategias para disminuir el efecto que en sus cuentas de resultados tiene el final de la patente. Estas estrategias se llaman “evergreening” o “gestión del ciclo de supervivencia” e intentan mantener los beneficios del monopolio a costa de los presupuestos públicos.








   


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.